Bombilla Led

Diez motivos más importantes para pasarte a la iluminación LED

La iluminación LED se ha establecido como el método de iluminación más utilizado actualmente gracias a su calidad y eficiencia. Es superior en todos los aspectos a todos los sistemas anteriores. La versatilidad y diversidad de las bombillas hace que se incluyan perfectamente en todos los aspectos de la vida cotidiana.

Ahorro energético

Los edificios residenciales y comerciales representan hasta un 40% del consumo de energía eléctrica en toda la Unión Europea. Se pretende que en un plazo definido todos los grandes consumidores aumenten la eficiencia y que la energía que consuman se genere a partir de fuentes renovables y que en alguna medida puedan autoabastecerse. Si tenemos en cuenta la eficiencia de la iluminación LED con respecto a los demás métodos de iluminación estaríamos hablando de un ahorro del 50 al 80 por ciento además de la eficiencia y el aprovechamiento de la energía que es muy superior en este tipo de luminarias.

Respeto al medioambiente

Gracias a su diseño las luminarias LED aumentan la calidad y eficiencia del alumbrado. Este tipo de bombillas carece de componentes como tungsteno y el mercurio que hace que sean mucho más respetuosas con el medio. De esta forma el proceso de reciclado es mucho más simple pues todas estas luminarias cumplen con la normativa RoHS que restringe el uso de materiales peligrosos en equipos eléctricos y electrónicos. Además la mayoría de los fabricantes de bombillas LED asegura que sus productos tienen una vida útil de más de 20000 horas. Al tener garantizado este largo tiempo no es necesario reciclar constantemente las bombillas dañadas y por consiguiente el ambiente sufre el impacto en menor medida.

Reducción de emisiones de CO2

Las emisiones de CO2 son actualmente uno de los indicadores de los que se exige rigurosamente su cumplimiento por parte de las organizaciones ambientales en todo el mundo. El bajo consumo de la tecnología LED hace que se reduzca considerablemente la utilización de hidrocarburos y por consiguiente las emisiones de azufre y CO2. Esto tiene un efecto considerable en la preservación del medio ambiente que se ve muy beneficiado.

Tecnología que se adapta a nuestras necesidades

Las luminarias LED se producen con una amplia diversidad de formas y estilos que les permiten adaptarse a las necesidades de espacio, diseño e iluminación. Gracias a las funciones de regulación de intensidad y en muchos casos de colores se pueden adaptar facilmente a cada entorno o situación. Por ejemplo si estas reunido con amigos en el salón resulta agradable una iluminación muy diferente a la necesaria si quieres leer un libro o quizá ver una peli en familia.

Sin radiaciones potencialmente nocivas

Las lámparas LED constituyen a día de hoy el sistema de iluminación más limpio que tenemos disponible. Al no contener mercurio ni tungsteno generan el mínimo calor y no emiten radiaciones infrarrojas ni ultravioletas. Por esta razón además de ser las más limpias para el medio son las menos perjudiciales para la salud de forma general.

Vida útil mucho mayor

Las luminarias LED pueden llegar a tener una vida útil de hasta 50.000 horas que las hace muy superiores frente a las 2.000 horas que ofrecen las bombillas incandescentes estándar. Esta larga duración tiene un efecto directo en la economía al generar un ahorro sustancial en gastos y esfuerzos de mantenimiento. Al tener esta duración tan extensa se convierte en la alternativa más barata y eficaz sobre todo para alumbrado público y para grandes edificios.

Variedad cromática

Existe un espectro muy amplio de colores que se pueden lograr combinando diferentes LEDS. Muchas lámparas LED permiten variar su tonalidad y crear diferentes efectos, que puede ir desde encenderse y apagarse con distintas frecuencias hasta cambiar de intensidad gradualmente. Todas estas funciones pueden controlarse de forma remota a través de internet mediante un teléfono móvil. Generalmente estas luminarias tienen índices de reproducción cromática superior a 80 con lo que garantizan colores muy cercanos a los reales.

Resistencia a las vibraciones

Las bombillas led se componen de circuitos eléctricos y componentes que las hacen muy estables y resistentes a golpes y vibraciones. Esta característica las hace muy duraderas y minimiza el riesgo de accidentes por roturas, reduciendo de esta forma la generación de desechos residuales.

Control de la luz

Las luminarias LED no necesitan el empleo de reflectores para dirigir o dispersar la luz por lo que no generan pérdidas por reflexión. A diferencia de sistemas anteriores la iluminación LED puede ser dirigida a una zona específica logrando una eficiencia del 90%. Con la utilización de un lente se puede fácilmente concentrar toda la luz emitida y ubicarla en un punto específico o dispersarla a gusto con resultados excelentes. Actualmente una linterna de pequeño tamaño que utiliza LEDS para iluminar puede generar una potente luz muy concentrada y con un bajo consumo.

Capacidad de respuesta más rápida

Todas las lámparas LED tienen la capacidad de reaccionar inmediatamente a las acciones de control, tanto de encendido, apagado, modificación de intensidad como cambios de color. Como no necesitan calentarse para iluminar producen la luz inmediatamente con lo que resultan ideales para lugares de trabajo, luces de emergencias y grandes espacios.

Más información sobre bombillas led

Deja un comentario